HAY DOS PREGUNTAS QUE TODO SER HUMANO DEBE RESPONDER:

 

1) Ha llegado usted al convencimiento en su vida espiritual que si se muriera hoy iría al cielo?

Responda por favor ...............................................

 

2) Supongamos que debe presentarse ante Dios y El le pregunta: ¿Por qué crees que debo permitirte la entrada al cielo? ¿Qué le diría usted?

Responda por favor ...............................................

 

 

NO SIGA LEYENDO HASTA TANTO RESPONDER LAS DOS PREGUNTAS

 

 

Si tiene dudas, o no tiene las respuestas a éstas preguntas, vamos a explicarle brevemente, el plan de Dios que encontramos en la Biblia para nuestra salvación.

 

 

Veamos lo que significa tener la Vida Eterna:

 

Es la unión espiritual con Cristo Jesús, por la gracia de Dios, a través de su Espíritu Santo. Es una vida espiritual nueva. Es contar con la convicción de tener un lugar preparado en el cielo para nosotros. Es comenzar a vivir el cielo desde ahora. Es un cambio de vida en todas las cosas. Es sentirse bien, bendecido, en paz, perdonado, amado, salvado, y sanado por Dios. Es fuerza sobrenatural de parte de Dios para el ser humano. Es comenzar a tener un propósito en la vida.Esto es una síntesis de lo que representa la vida eterna, pero hay mucho más.

 

 

¡ES POR ESO QUE TENEMOS UNA NOTICIA MARAVILLOSA PARA USTED!

 

 

Lo PRIMERO que debemos saber es que El CIELO es un Regalo y no se puede ganar ni merecer.

 

La Biblia nos dice que "El pago que da el pecado es la muerte, pero el regalo de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, nuestro Señor" Romanos 6:23.

El cielo es un regalo de Dios dado al hombre para que pueda disfrutarlo a partir del momento en que recibe el regalo de la vida eterna.

 

El cielo es un lugar de descanso, reposo, alegría, paz, gozo, bienestar, sin maldición, temor ni aflicción.

 

No se puede ganar ni merecer. Todos nuestros esfuerzos no pueden comprar el cielo mismo que es santo y sublime y de incalculable valor. Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.” Efesios 2:8-9.

 

El primer hombre Adán corrompió la posición de autoridad en la tierra como gobernador de ella. El pecado Adánico nos hizo perder ese hermoso lugar preparado para cada uno de nosotros junto a una vida inmortal, y desde entonces nuestro destino cambió. “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios.” Romanos 3:23.

 

Desde entonces entraría la muerte física, y espiritual y como destino final el infierno, puesto que la paga del pecado sería la muerte. “El alma que pecare, esa morirá”. Ezequiel 18:4c.

 

En la actualidad éste es nuestro caso; estamos muertos espiritualmente, sin Dios, sin esperanza, sin vida eterna latente, moriremos algún día en nuestros cuerpos mortales y seremos llevados al infierno por huestes espirituales de maldad. “Sin santidad, nadie verá al Señor”. Hebreos 12:14 "Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego." Apocalipsis 20:15.

 

 

Avancemos sobre este tema y veamos lo que dice la Biblia acerca del Hombre:

 

 

Lo SEGUNDO que debemos saber es que la Biblia dice que el HOMBRE es pecador y no puede salvarse a sí mismo.

 

Pero antes, definamos lo que es pecado.

 

Cada ser humano al ser concebido, tiene la tendencia espiritual de hacer lo malo desde que nace. Esa tendencia podríamos llamarla “el pecado original”. Este viene por la independencia de Dios del primer hombre aquí en la tierra, o sea, Adán. Génesis 3.

 

Esa inclinación a pecar puede manifestarse de tres formas diferentes. El pecado puede ser de pensamiento, de palabra y de hecho.

 

El pecado de pensamiento es aquel que se peca con el solo hecho de pensarlo. Este pecado solo está en nuestra mente y solo Dios lo sabe, no tiene salida al exterior. Por ejemplo, pensar mal de los demás, pensar en hacer el mal, envidiar, etc.

 

El pecado de palabra es aquel que ya sale de nuestra mente y se expresa a través de nuestros labios. Ya nuestra mente no puede resistir más esos pensamientos y lo expresa a través de nuestra boca. Por ejemplo, maldecir, decir malas palabras, hablar mal de los demás, hablar de derrota continuamente.

 

Y el pecado de hecho es aquel que ya no solo lo expresamos con nuestras palabras sino que nuestros pies y manos lo ponen en acción a través de los actos. Este pecado sale de todo nuestro ser y afecta a nuestro prójimo. Por ejemplo, pelear, robar, fornicar, adulterar, matar, etc.

 

Tenemos que entender que esta tendencia es de origen espiritual y que humanamente no podemos enfrentarla, necesitamos de una fuerza superior capaz de vencerla. Esa fuerza es de origen celestial, de Dios y no de otra entidad o lugar. Nosotros mismos no podemos salvarnos del pecado.

 

Es como aquella persona que cae al río y se agarra de los pelos queriéndose levantar. No podrá levantarse por sí sola, necesita de alguien que esté en una posición superior y en un lugar firme para hacerlo. Así ocurre con nosotros, no podemos salvarnos a nosotros mismos.Esto se entiende mejor cuando vemos lo que la Biblia dice acerca de Dios.

 

 

Lo TERCERO que debemos saber es lo que la Biblia nos dice acerca de DIOS, que él es misericordioso y no desea castigarnos, pero es justo y debe castigar el pecado.

 

Dios es misericordioso con cada ser humano y con todas sus obras. Es amor en esencia. El no quiere castigarnos, como el Padre al hijo a quien ama. “Con amor eterno te he amado”. Jeremías 31:3b.

 

La otra parte del Dios de amor es la justicia. Dios es justo y no dejará sin castigo al culpable. “y que de ningún modo tendrá por inocente al malvado”. Exodo 34:7d.

Es la esencia de la justicia. Aunque la justicia humana pueda fallar, la celestial no lo va a ser. Porque Dios pagará a cada uno conforme a su obra.

 

Vemos la culpabilidad de Adán y Eva y a Dios ejecutando justicia a esa desobediencia. Génesis 3.

 

Esta realidad del juicio por malos actos lo podemos ver diariamente en la vida aunque a veces podríamos decir que no.Es como aquella persona que peca 10 veces al día ó 5 veces ó tal vez 3. Supongamos que 3. A razón de un año tendría 1.000 pecados, y en 70 años de su existencia tendría 70.000 pecados en su vida. Imagínese usted a un delincuente con 70.000 delitos en su historial. ¿Usted cree que el juez lo dejará sin castigo? creo que no. Así nosotros, Dios no dejará sin castigo al culpable y todos somos culpables ante Dios como pecadores.

 

 

Lo CUARTO que debemos saber es que Dios ha resuelto este problema en la persona de JESUCRISTO.

 

¿Quién es para usted Jesucristo, el de la Biblia, el de las películas?

 

Esta es una pregunta muy importante para poder alcanzar el regalo de la vida eterna. Solo usted tiene que responderla. ¿Cuál es su respuesta? ¿Quién es Jesuscristo? Hay muchas respuestas: algunos piensan que fue un hombre bueno, con buenas intenciones pero falló y lo crucificaron. Otros un hijo de dioses. Para otros es el hombre perfecto. ¿Pero quién es Jesucristo para usted?

 

Responda por favor ...............................................

 

La Biblia nos dice que Jesucristo es el Hijo de Dios que vino al mundo. “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.” San Juan 1:1 ¿Y qué hizo? murió en la cruz por nuestros pecados para darnos vida eterna, y nos fue a preparar un lugar en el cielo el cual nos ofrece gratuitamente. “Voy pues, a preparar lugar para vosotros.” San Juan 14:2c

 

Toda la Biblia nos enseña acerca del origen de Jesús. El es el Hijo de Dios, o sea, engendrado por Dios, por medio del Espíritu Santo en la persona de María. Lo podemos leer en la Biblia. San Lucas Cap.1-2.

 

Su nacimiento fue sobrenatural, su vida fue sobrenatural, su muerte y resurrección fueron sobrenaturales y su próxima venida también lo será.

 

El creer esta verdad nos hará acreedores de este inmenso, eterno, glorioso y amoroso regalo de Dios para la humanidad y para cada uno de nosotros.

 

Jesús es el que nos libra del juicio por el pecado. No tendremos que pasar por el juicio por pecadores, porque recibiendo el perdón de Dios a través de su Hijo Jesucristo, la justicia de Dios es satisfecha. Jesús nos libra de nuestro fatal destino, nos cambia la vida y nos regala un lugar en el cielo. ¡Qué tremendo regalo para nosotros!

 

¿No es verdad?

 

 

MAS VEAMOS COMO SE RECIBE ESTE REGALO DE LA VIDA ETERNA.

 

 

Lo QUINTO que debemos saber es que este regalo se recibe por FE.

 

La fe es la llave que abre la puerta del cielo. Es la única llave que abre el cielo de Dios.

 

No hay otra forma de abrir el cielo para nuestras vidas. “Pero sin fe es imposible agradar a Dios.” Hebreos 11:6.

 

Es como la llave que usted posee de su casa. No hay nadie que pueda abrirla con otra llave. Solo la llave verdadera es aquella que podrá abrirla. Así el cielo.

 

Pero hay muchos tipos de fe en la vida del hombre, vamos a citar algunos.Tenemos la Fe intelectual, que es aquella en la cual conocemos sobre la vida de Jesús, y la aceptamos, pero esto no necesariamente da la entrada al cielo. Es solamente un conocimiento de la fe.

 

Está también la Fe temporal, que es aquella en la cual pedimos a Dios que nos ayude en cierto problema, más cuando Dios nos ayudó, le damos gracias y luego nos olvidamos por algún tiempo de él y no le agradamos conforme a su palabra.

 

 

¿Pero cuál es la Verdadera Fe que nos hace acreedores de la Vida Eterna?

 

La Verdadera Fe, es apartarnos con arrepentimiento de nuestros pecados y confiar solamente en Jesucristo para nuestra salvación eterna. Esta es la clase de fe que abre la puerta del cielo.

 

La Biblia dice que somos "Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios, por medio de Nuestro Señor Jesucristo". Romanos 5:1. La fe es la mano del mendigo recibiendo el regalo del rey. Nosotros como mendigos una vez sacamos una mano impura y recibimos el regalo de la vida eterna. No lo merecíamos entonces, ni lo merecemos ahora, jamás lo mereceremos, pero lo tenemos por gracia de Dios.

 

Solo se nos pide un cambio de actitud y por la fe dar lugar a Jesús en nuestro ser.

 

Así descubriremos la fuerza para hacer a un lado nuestro pecado. Este es el Plan de Dios. Hay solo dos opciones: Aceptarlo o rechazarlo. ¿Cuál elegirá usted?

 

 

Si desea RECIBIR el REGALO DE LA VIDA ETERNA a través de Jesucristo, entonces, le invitamos a pedírselo:

 

Esta es una ORACION SUGERIDA, para que pueda confesar conscientemente al Señor Jesucristo y recibir su regalo. “Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.” Hechos 16:31.

 

Señor Jesús: Reconozco que soy pecador y que, por causa de mis pecados, no puedo hacer nada para salvarme a mí mismo. Creo que moriste en la Cruz para pagar por mis pecados. Creo que resucitaste de entre los muertos para probar tu poder sobre la muerte.Te pido que me perdones por mis pecados, que vengas a mí y seas el Salvador y Señor de mi vida. En este momento confío en ti plenamente para mi salvación eterna. Gracias por este regalo de la Vida Eterna, lo recibo ahora y lo empiezo a vivir en este instante, y estoy seguro que el día que me muera despertaré en el cielo. En tu Nombre, te alabo, te bendigo, te amo y te adoro Jesús. Amén!

 

Ahora le dejamos algunas RECOMENDACIONES para el crecimiento espiritual de su vida y el cuidado de la vida eterna que usted ha recibido en este momento:

 

1. Lea la Biblia cada día para que le enseñe como vivir. San Mateo 4:4.

2. Separe un tiempo para orar a Dios todos los días. Orar es hablar con Dios. San Mateo 6:10.

3. Adore a Dios en una Iglesia donde se enseñe y practique la Biblia. Apocalipsis 19:10.

 

4. El compañerismo cristiano es otra parte importante de la vida cristiana. Hechos 2:46.

 

5. Comparta las Buenas Noticias del amor de JESUS con otras personas. San Mateo 10:32-33.

 

6. Practique la ayuda a su prójimo como fruto de su fe, que seguramente la necesita. Hebreos 13:16.

 

Le aconsejamos visitar y congregarse en la Iglesia Cristiana cercana a su domicilio o en la Iglesia Catedral de la Fe. Av. Eva Perón 1040 -

Cap.Fed. Tel. (5411) 6091-8920

Si tiene alguna consulta envíenos un email a ayudaespiritualgratis@yahoo.com.ar

Marcelo y Graciela Quiroga.

Web: www.ayudaespiritualgratis.com

Contáctenos

¡Tu consulta se envió con éxito! Bendiciones.